CONCLUSIONES GENERALES

Interculturalidad: la diferencia cultural debe respetarse y ser fuente de orgullo

 

Un tema que apareció en casi todas las localidades consultadas y que tiene que ver con una sociedad civil que no se percibe a si misma como culturalmente uniforme, es el de la interculturalidad.  Se dejó en claro que la tropa pertenece a un estrato económico bajo y que tiene rasgos culturales diferentes al de los oficiales, lo que se manifiesta en usos y costumbres e incluso lenguas distintas.  Se manifestó que esta diferencia cultural debía ser asumida por la Fuerza Armada y tal diversidad debía ser fuente de orgullo. A la tropa se le debe permitir el uso de su lengua materna y los oficiales deben impartir las órdenes en el idioma de la tropa. 

La tropa de una proveniencia cultural similar debe formar batallones conformados por individuos de su mismo grupo étnico y no dispersarla entre tropa culturalmente distinta.  La identidad cultural debe representarse por algún distintito en el uniforme como lo hacen el Ejército Británico con el kilt escocés, o el Hindú con el turbante, o la tranza otavaleña en el Ejército Ecuatoriano.  En el cuerpo de oficiales debe incentivarse el ingreso de individuos provenientes de los grupos culturales de todo el país.